Cómo se clasifica en los Juegos Paralímpicos 2016?

Hay situaciones de disputa en los Juegos Paralímpicos que no dejan dudas acerca de los criterios que definen la categoría para cada atleta. En cambio, en otras situaciones, esto podría dejar un poco de dudas sobre la ventaja que puede llegar a tener un atleta sobre los otros. En la presente edición de los Juegos de Río, por ejemplo, no ha habido evidencia clara en algunos deportes como la natación, lo que elevó grandes preguntas entre el público. A continuación todos los detalles.

juu3En las competiciones de natación de los Juegos Paralímpicos 2016, los competidores tenían diferentes discapacidades, que, en un primer momento, causaron las preguntas de los espectadores, ya que algunos atletas presentaban más ventaja sobre el resto.

¿Serían las mismas condiciones de competencia para aquellos atletas que carecían de sus brazos que para aquellos oponentes que sólo tenían una pierna? Las normas del Comité Paralímpico Internacional (IPC) determinan, en este y en muchos otros casos, que lo que prevalecerá es la habilidad física y motora de cada una de las pruebas realizadas con regularidad.

juu2

Esto parece extraño. Pero un paratleta con un solo brazo puede tener un rendimiento superior o equivalente a otra que carece de una sola pierna. La definición de clases, en algunas pruebas de natación de los Juegos Paralímpicos de Río 2016, depende en varias pruebas de la movilidad de las articulaciones, de la fuerza muscular, y del motor (realizado en agua).

¿Quién define la clasificación?

El grado de discapacidad de cada paratleta es definido por un equipo de profesionales registrados en sus respectivos comités paralímpicos. En los conflictos internacionales, los competidores pueden ser reevaluados. Aún más, pueden ser movidos de categoría en fechas recientes, lo que es a menudo un objetivo para tener más posibilidades de éxito.

juu1

Hay peculiaridades en diversas modalidades y el judo paralímpico es otro ejemplo. En este modo, lo que cuenta es el grado de discapacidad visual. Esto permite que la división de sus atletas sea en tres clases: los que pueden fijar las imágenes, los que tienen las cifras de percepción y los que no ven nada. Para estar seguro de la correcta clasificación de los grupos de atletas discapacitados, se realizan pruebas de rutina, y específicas, que impiden cualquier información incorrecta dada por el competidor. Esto inhibe cualquier intento de cambio de clase con el fin de obtener ventajas.

Recordemos que los Juegos Paralímpicos finalizarán este domingo 18 de septiembre.

Déjanos tu comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *